19 jun. 2012

Sandias everywhere: muñeca con mensaje "Poppet" de Momiji

Hoy estrenamos sección: Sandías everywhere. Aquí iré colgando todo lo que encuentre con motivos de sandías (porque no podré evitar hacerme con ello). Es (otra) afición que me persigue desde siempre, es ver una sandía y me pierdo... Así que os iré mostrando mis nuevas conquistas sandieras y también sacaré algunas del baúl de los recuerdos.

Empezando por la última: paseando por el barrio de Malasaña no pude evitar entrar a Curiosite, una tienda llena de regalos originales, gadgets y objetos que no dejan impasible a nadie. Y allí la vi! Una muñequita que llevaba mi nombre escrito...

Las muñecas con mensaje de Momiji son una auténtica delicia, tan monas ellas, te dan ganas de llevarte todas. Son pequeñas y cada una lleva diferente ropa, color de pelo, complementos, y todas contienen un papelito escondido para que dejes un mensaje secreto a la persona a la que se la regalas. Así conseguirás una doble sorpresa al ver la muñequita tan mona y descubrir la notita escondida. Además viene con un packaging absolutamente genial, se presenta en una cajita de cartón con ilustraciones y textos se despliegan según vas abriéndola, y que la hacen cada vez más atrayente.





Las muñecas están hechas de resina, miden unos 8 cm de altura y están pintadas a mano. La primera colección de muñecas Momiji nació en Reino Unido y se lanzó al mercado en 2005 con una serie de 12 muñecas diferentes. Desde entonces la familia ha ido creciendo y haciéndose cada vez más internacional.



Tenía ya preparado el post y las fotos hechas desde hacía días pero un problema informático (¿quién no tiene uno de vez en cuando?) me ha impedido lanzarlo antes. Preparas sesión fotográfica en casa (en la cocina porque me gusta la luz que entra por el ventanal), sacas la Reflex, te pones todo lo profesional que eres capaz y cuando toca descargarlas en el ordenador intentas encenderlo y no arranca. Entonces es cuando piensas: podía haber hecho las fotos con móvil! Cutre, sí, ¡pero eficaz!

En fin, desde luego y por acabar, las figuritas de Momiji son de esos detalles que gustan a todo el mundo y que se nota que van cargados de cariño y buen gusto. Os aseguraréis un éxito seguro regalando una. Por supuesto yo me quedo con la de la sandía, cómo no llevársela a casa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario