25 may. 2012

Shhh, voy a revelar mis fuentes... (I)


Como veis por el título, este post es la primera parte de lo que serán dos entradas dedicadas a las “fuentes” que utilizo para mis labores. En principio iba a ser un solo articulillo, pero una sabe dónde empieza a escribir pero no dónde acaba, y se acabó haciendo demasiado largo. Así que hoy os presento esta primera parte, dedicada a publicaciones (libros, patrones, incluso enlaces a webs) en general sobre labores de ganchillo, y en la segunda seremos un poco más específicos y nos centraremos en el amigurumi. Espero que os gusten las dos!!!

*****

Cuando algo te gusta de verdad en esta vida lo primero es documentarte bien. Por eso, en mi afán por ser como una hormiguita, me he ido abasteciendo de todo tipo de libros, patrones, tutoriales, y demás herramientas para poder ir mejorando en el fascinante (para mí por lo menos) mundo del ganchillo en general y del amigurumi en particular.

Y como sé que muchos de vosotros pasaréis o habéis pasado por lo mismo que yo, quiero echaros una mano en lo que pueda, así que con este post me dispongo a revelar algunas de mis fuentes, sobre todo libros, a los que he ido accediendo y que pueden resultar útiles ya sea a nivel principiante o para ir avanzando más profundamente.

LIBROS

300 trucos, técnicas y secretos de Ganchillo. Jean Eaton. Editorial Océano Ambar. 2007.
Este libro es una maravillosa recopilación de técnicas, materiales, puntos, esquemas y símbolos, etc. Es el primero que cayó en mis manos cuando decidí reengancharme al mundo del ganchillo después de muchos años para recuperar lo que un día mi abuela trató de enseñarme. Funciona fenomenal como compendio de técnicas; habrá pocas cosas que quieras hacer y no encuentres... Muy, muy recomendable, si señor!



Labores de Ganchillo (Taller de Artesanía) Editorial Susaeta. 2000.
Recopilatorio más económico donde podemos encontrar también indicaciones de materiales, técnicas, puntos, etc. Para mi gusto las labores que recoge son un poco demasiado... "clásicas": tapetes de abuelita, puntillas, ribetes... Claro que eso depende de los gustos de cada cual, y lo clásico es lo clásico.



Broches de moda con Flores de Ganchillo (Serie Ganchillo) Editorial El Drac. 2008.
Este librito, al igual que el siguiente, son de una colección bastante asequible dedicada a todo tipo de manualidades y labores; el que os dejo aquí se centra en pequeñas flores de ganchillo, en principio para usar como broche. Ya sabéis que muchas veces las cosas más pequeñas son las que nos hacen más ilusión, y estas florecillas quedan francamente bonitas y son fáciles de hacer. Los libros yo los he comprado en la FNAC, así que son fáciles de encontrar.


Atractiva bisutería de Ganchillo con cuentas (Serie Ganchillo) Editorial El Drac. 2008.
De la misma colección que el anterior. Este aún no lo he usado, (así que en realidad todavía no es una "fuente" ;), está en mi cajón de cosas por hacer. A veces una no abarca todo lo que desearía, pero sigo queriendo ponerme, porque me parece una combinación interesante de materiales.



Y con estos cuatro ejemplares os dejo hoy.
Ya sabéis, en pocas fechas un "especial libros y webs de amigurumi"...

2 may. 2012

Amigurumi, una nueva pasión

El Amigurumi, que ahora se está poniendo tanto de moda, es una técnica de origen japonés que consiste en tejer pequeños muñecos mediante técnicas de crochet o ganchillo. Es discutible si es una técnica originada solamente en Japón o nació también en más sitios: nuestras abuelas ya hacían muñecos, flores o fundas de ganchillo. Pero lo que sí es cierto es que quienes lo han impulsado y le han dado una buena vuelta de tuerca han sido los japoneses con su peculiar manera de apasionarse y poner de moda todo lo que tocan.
Volviendo al tema, cómo no te va a gustar esos muñequitos tan amigables y cálidos hechos de lana. 
Llevaba ya bastante tiempo rondándome la cabeza la idea de aprender a hacer esas maravillosas formas como fuese. En Navidades recibí de los Reyes Magos el fantástico maletín para aprender a hacer amigurumi de DMC, pero no fue suficiente; necesitaba ayuda en vivo para arrancar. De ese modo llegué al curso que impartió en casa PeSeta Lidia de Le Petit Paquebot ¡y fue realmente excepcional! Allí, aparte de conocer a gente muy interesante y sentir que nos unían unos intereses comunes, conseguí hacer mi sueño realidad, mi primer animalito de ganchillo. Según la profesora un pato, y según mi niño de 2 años un pingüino (del que no dejo foto porque me da hasta vergüenza). 
Aquí os dejo uno de mis primeros intentos,
un corazón con algunos fallos de los que aprender!

Así se me metió el gusanillo del punto bajo y hacer pelotitas de lana. Ahora no puedo evitar mirar las cosas y pensar en los volúmenes que tiene y en como pasarlo a amigurumi. 
Amenazo con seguir pasando mi mundo a cálidas formas de lana, ya no puedo parar...