2 may. 2012

Amigurumi, una nueva pasión

El Amigurumi, que ahora se está poniendo tanto de moda, es una técnica de origen japonés que consiste en tejer pequeños muñecos mediante técnicas de crochet o ganchillo. Es discutible si es una técnica originada solamente en Japón o nació también en más sitios: nuestras abuelas ya hacían muñecos, flores o fundas de ganchillo. Pero lo que sí es cierto es que quienes lo han impulsado y le han dado una buena vuelta de tuerca han sido los japoneses con su peculiar manera de apasionarse y poner de moda todo lo que tocan.
Volviendo al tema, cómo no te va a gustar esos muñequitos tan amigables y cálidos hechos de lana. 
Llevaba ya bastante tiempo rondándome la cabeza la idea de aprender a hacer esas maravillosas formas como fuese. En Navidades recibí de los Reyes Magos el fantástico maletín para aprender a hacer amigurumi de DMC, pero no fue suficiente; necesitaba ayuda en vivo para arrancar. De ese modo llegué al curso que impartió en casa PeSeta Lidia de Le Petit Paquebot ¡y fue realmente excepcional! Allí, aparte de conocer a gente muy interesante y sentir que nos unían unos intereses comunes, conseguí hacer mi sueño realidad, mi primer animalito de ganchillo. Según la profesora un pato, y según mi niño de 2 años un pingüino (del que no dejo foto porque me da hasta vergüenza). 
Aquí os dejo uno de mis primeros intentos,
un corazón con algunos fallos de los que aprender!

Así se me metió el gusanillo del punto bajo y hacer pelotitas de lana. Ahora no puedo evitar mirar las cosas y pensar en los volúmenes que tiene y en como pasarlo a amigurumi. 
Amenazo con seguir pasando mi mundo a cálidas formas de lana, ya no puedo parar...




No hay comentarios:

Publicar un comentario