22 jun. 2012

Knit in the city con La Gallina rosa


Hola a todos y todas. Hoy quiero compartir con vosotros otra experiencia de DiY, de hecho una de las que más me han impulsado a meterme un poquito más de lleno en todo este mundillo. El caso es que, dado que no conozco a mucha gente de mi edad con mis aficiones, llegué a la conclusión de que debía buscar, a través de internet, un grupito con el que tejer y hacer quedadas en torno a la lana, al punto y al ganchillo. Siempre resulta más divertido compartir aficiones, y te impulsa a seguir más que si te dedicas a ello tú sola. Finalmente encontré, cuando se estaba acabando 2011, a las chicas de La Gallina rosa y su Knit in the city. En su página web proponían empezar a organizar encuentros para tejer, charlar y merendar el último viernes de cada mes en alguna cafetería de Madrid, con la posibilidad de trasladarlo al aire libre cuando hiciese buen tiempo. Justo lo que estaba buscando: gente con las mismas aficiones que yo con la que pasar un rato entretenido, compartir y aprender cosas nuevas. 

Recuerdo que el primer día fue bastante emocionante, yo estaba muy expectante y hasta un pelín nerviosa, pero supe que había acertado cuando vi llegar a las "gallinitas" con su bastidor con el logo bordado con una sonrisa de oreja a oreja. ¡Tan monas ellas!


la gallina rosa

En la segunda quedada cambiamos de "sede" y descubrimos un sitio del que ya no nos echan ni con agua caliente: Abonavida. Es una cafetería ecológica con una sección dedicada al comercio justo y con un espacio que utilizan para dar talleres, cursos, charlas, e incluso hacer fiestas. El sitio no puede ser más acogedor, nos permiten estar cómodamente con todas las labores, patrones, revistas, ovillos, etc, y lo acompañan todo de unos originales tés e infusiones o refrescos ecológicos.

tercera quedada de knit in the city en Abonavida

De esta forma, todos los últimos viernes de cada mes nos reencontramos con muchas ganas de pasar un rato agradable compartiendo charla, risas, y labores. Cada una lleva su propio proyecto, pero siempre acabamos poniendo en común solución a problemas que se nos plantean, dando y recibiendo consejos para mejorar el trabajo, intercambiando lugares donde comprar materiales, etc.

cuarta quedada de knit in the city en Abonavida
quinta quedada en Abonavida

En la quinta quedada, también en Abonavida, tuvimos la grata sorpresa de contar con la compañía de una tejedora muy especial, ¡de tan solo 8 años! Me encantó compartir tarde tejeril con ella, tanto es así que entre las dos hicimos un trabajo conjunto: una pulsera de cadeneta con un original hilo que traía ella (de los que cambia de color) en tonos anaranjados y rosas y una flor hecha a ganchillo, a partir del patrón que salió en Tricotosas de Ana de Espacio Crochet (gracias, Ana) que la tejedorcilla se llevó para lucirlo en su pulsera.

flor de ganchillo
La próxima cita será el viernes 29, si quieres animarte y venir a compartir una tarde creativa, no lo dudes
¡Coge tu proyecto de punto o ganchillo y únete a nosotras!

19 jun. 2012

Sandias everywhere: muñeca con mensaje "Poppet" de Momiji

Hoy estrenamos sección: Sandías everywhere. Aquí iré colgando todo lo que encuentre con motivos de sandías (porque no podré evitar hacerme con ello). Es (otra) afición que me persigue desde siempre, es ver una sandía y me pierdo... Así que os iré mostrando mis nuevas conquistas sandieras y también sacaré algunas del baúl de los recuerdos.

Empezando por la última: paseando por el barrio de Malasaña no pude evitar entrar a Curiosite, una tienda llena de regalos originales, gadgets y objetos que no dejan impasible a nadie. Y allí la vi! Una muñequita que llevaba mi nombre escrito...

Las muñecas con mensaje de Momiji son una auténtica delicia, tan monas ellas, te dan ganas de llevarte todas. Son pequeñas y cada una lleva diferente ropa, color de pelo, complementos, y todas contienen un papelito escondido para que dejes un mensaje secreto a la persona a la que se la regalas. Así conseguirás una doble sorpresa al ver la muñequita tan mona y descubrir la notita escondida. Además viene con un packaging absolutamente genial, se presenta en una cajita de cartón con ilustraciones y textos se despliegan según vas abriéndola, y que la hacen cada vez más atrayente.





Las muñecas están hechas de resina, miden unos 8 cm de altura y están pintadas a mano. La primera colección de muñecas Momiji nació en Reino Unido y se lanzó al mercado en 2005 con una serie de 12 muñecas diferentes. Desde entonces la familia ha ido creciendo y haciéndose cada vez más internacional.



Tenía ya preparado el post y las fotos hechas desde hacía días pero un problema informático (¿quién no tiene uno de vez en cuando?) me ha impedido lanzarlo antes. Preparas sesión fotográfica en casa (en la cocina porque me gusta la luz que entra por el ventanal), sacas la Reflex, te pones todo lo profesional que eres capaz y cuando toca descargarlas en el ordenador intentas encenderlo y no arranca. Entonces es cuando piensas: podía haber hecho las fotos con móvil! Cutre, sí, ¡pero eficaz!

En fin, desde luego y por acabar, las figuritas de Momiji son de esos detalles que gustan a todo el mundo y que se nota que van cargados de cariño y buen gusto. Os aseguraréis un éxito seguro regalando una. Por supuesto yo me quedo con la de la sandía, cómo no llevársela a casa...

15 jun. 2012

Coqueteando con la bisutería

cristales de Swarovski
Ni la bisutería ni la joyería han sido de las labores que más me han llamado la atención hasta ahora. Pero me imagino que sabréis a lo que me refiero, porque os habrá pasado alguna vez, si digo que a veces aparece una persona en tu camino que tiene una pasión fuerte por un arte, oficio, habilidad o lo que sea y consigue contagiarte y llevarte a su terreno. Eso es lo que me pasó con mi amiga Cristina y su amor por los cristales de Swarovski, las cuentas, los anillos, las pulseras, los colgantes, los broches, etc.

Y fue con ella, en un curso que impartió en el Concello de Zas (un fantástico pueblo de La Coruña, por otro lado) con quien aprendí lo que era una facetada, una rocalla, los tupis (mi nombre favorito) y demás tecnicismos. La rocalla seguro que sabéis lo que es, son esas cuentas redondas muy pequeñitas que se utilizan para hacer cualquier tipo de pulseras, colgantes, etc y que se venden en botecitos o bolsitas, ya sean del mismo color o variados. La rocalla está hecha de plástico, y al trabajar con Swarovski se utiliza a modo de relleno y para las partes de unión. Los tupis son cristales (mejor de Swaroski) con forma bicónica, similar a la de un rombo, y las facetadas son también cristales, con muchas caras iguales pero con una forma más parecida a la esfera. También se pueden encontrar otras formas decorativas como corazones, mariposas, etc. Todos los tipos están en el catálogo online de Swarovski. Estos son los abalorios básicos que se utilizan para realizar trabajos de bisutería y demás. Por supuesto la gama de colores es enorme y son todos tan bonitos que a veces se hace imposible elegir.

El material se encuentra fácilmente en tiendas de abalorios, manualidades, etc. de las grandes ciudades. Para las que seáis de Madrid lo más fácil es acercarse a la plaza de Pontejos y pasarse por los imprescindibles almacenes Pontejos (abierta desde 1912) o por los almacenes Cobian (conocido como "el Pontejos nuevo"). Cristina siempre compra el material en Abalorios Mayte en La Coruña. Si no vives en una población grande también es posible comprarlas online en alguno de los enlaces que acabo de dejar, aunque la experiencia de elegir entre miles de cuentas es difícil de sustituir. Hay muchos sitios más, claro; a lo mejor algún día me animo a hacer una lista, con esta vocación de hormiguita que tengo. Decía que en estas tiendas podéis encontrar todo lo necesario aparte de las propias cuentas y cristales de Swarovski: hilo de pescar, hilo transparente elástico, enganches y cierres, alfileres para los broches, bases para hacer pendientes, etc.

Durante los días que duró el curso, y en algunos ratillos sueltos con "clases particulares" en su casa, pude hacerme un anillo cuadrado que me encanta, un conjunto muy elegante de pulsera y anillo negro (que me hice para una boda), un broche de alfiler y otro anillo negro algo más sencillo pero muy ponible.



conjunto de pulsera y anillo

anillos

anillo azul

Desde entonces también he hecho más anillos, broches y pendientes. Hay muchos patrones y esquemas colgados en la red (y qué no hay en la red, no?). Si os apetece, dejadme un comentario y hago una pequeña recopilación.

El caso es que antes de esta aproximación a las cuentas y cristales, lo único que había hecho que se pudiese parecer eran los clásicos animalitos de cuentas e hilo de pescar que sirven para llavero, colgante de móvil... Mi producción más numerosa era de tortuguitas, y la verdad es que eran una monada. A ver si recopilo información y mis trabajos y os lo traigo también un día. Por ahora nos quedamos con las alhajas...

11 jun. 2012

Amigurumi

pareja de novios

pareja de novios, novio vestido de catalán

pareja de novios

pareja de novios

mi muñeca de ganchillo

pareja de novios, conejitos del Atlético de Madrid y del Real Madrid

rana

novios de amigurumi personalizados

novia de amigurumi personalizada


corazón multicolor

monstruitos guardasecretos


mascota personalizada

Totoro azul

perrita Kira

enfermera

ballenita feliz

ballenita feliz

osito

sandía
chupa chups nata y fresa

chupa chups colorines

Ganchillo

cuellos estilo peter pan a ganchillo


monedero de la abuela a ganchillo


monedero de la abuela a ganchillo


Diadema de flor muy veraniega hecha en algodón


conjunto de sandía para bebé


cuello de Peter Pan a ganchillo

collar de flores de ganchillo

cuello

mitones

broches, marcapáginas y alfiletero de sandía


horquillas de flores
marcapáginas

broche de sandía







8 jun. 2012

¡Hagamos un Mercadillo!

Aunque voy a hablar de un mercadillo muy modesto, no puedo evitarlo, es ver la palabra mercadillo y mi mente vuela al templo de la modernidad y la vanguardia, el conocido Camden Town Market londinense. Es, sin duda, el sitio donde más paleta me he sentido. Incluso llegué a pensar muy seriamente que estaba en otro planeta o en otro tiempo husmeando entre la ropa y los complementos de la Cyberdog shop.

Cyberdog shop (Londres)
Recuerdo incluso que, tras ver los maravillosos modelitos de Dark Side en Camden Hight street, estuve varios días obsesionada con hacerme gótica!

Dark Side (Londres)

En fin, la conclusión que saqué es que hay que Camdenizarse un poquito, sin perder el norte por supuesto, pero sí buscar un toque más divertido para alegrar nuestro estilo.

Volviendo a lo que yo tenía intención de que nos ocupase, de lo que os quería hablar es de un pequeño mercadillo, sin más pretensiones que recaudar algo de dinero para poder cubrir los gastos de las actividades que realizan los alumnos de la Escuela Infantil Zaleo y que no están cubiertas por la Comunidad de Madrid (que dicho sea de paso cada vez cubre y cubrirá menos gastos de la enseñanza pública; pero esa es otra historia).

Así, el AMPA de la Escuela decidió preparar un mercadillo para sacar fondos vendiendo tanto cosas que ya no se usen y estén en buen estado, siendo de paso un poquito más sostenibles, como cosas hechas por nosotros mismos que pudieran interesarle a los demás. Así que La Niña Sandía no sé lo pensó dos veces, tenía que estar allí y echar una mano en lo que pudiese. Me puse manos a la obra e hice varias piezas, todas de ganchillo: marcapáginas, broches, horquillas...

marcapáginas de ganchillo


horquillas con rosas de ganchillo

Aprovechando la excusa continué con mi serie de sandías varias, con marcapáginas, broches, amigurumis, etc, todos con motivos de sandía. No lo puedo evitar, la cabra tira al monte...

sandías variadas

Un grupo de mamás y papás recogimos, clasificamos, etiquetamos los precios e hicimos todo el montaje del mercadillo. La gente donó cosas de lo más variopinto, pero sobre todo juguetes, muñecos, bisutería, bolsos, y alguna manualidad de nuestras mamás más laboriosas. Los encargados de atender los puestos eran los niños más mayores de la Escuela (5-6 años); conseguimos así que les sirviese como ejercicio de práctica para hacer operaciones matemáticas sencillas con el dinero.

marcapáginas, horquillitas y pinzas de washi tape en el mercadillo de Zaleo

La verdad es que la iniciativa resultó un éxito (tuvimos que aumentar los días de "venta al público"). Casi todo el material que hice se vendió; el resto lo repartí entre las madres que ayudamos con la venta. Por contaros un detalle, decoré unas pinzas de la ropa con wasitape, en principio para sujetar los precios. Bueno, ¡pues se vendieron todas!

En conclusión,, que ha sido una bonita experiencia... pronto empezaré a pensar qué hacer para el año que viene!